Mi experiencia lésbica con la soledad.

Hacía mucho tiempo que no me encontraba una historia tan sincera y que me impresionara tanto. He tardado mucho en hacer esta reseña, porque el comic lo tenía encargado según salió en castellano. Y lo deboré según calló en mis manos. Había oido hablar muy bien de este manga y aun así me ha sorprendido. La protagonista es la que mejor define de que va a ir esta historía. Ella se  plantea:»¿Qué me gusta leer?» Y lo tiene claro, las historias personales que transmiten algo, y decide que esa sea su meta. Y Desde luego , lo consigue:
  • Es una historía valiente.
Hablar de enfermedades en primera persona, sin tapujos pero sin victimismo. Sin la mirada de condescendencia que le da a estos problemas que siempre lo cuente otro, el sano. Aquí esta el día a día de como no ser capaz de manejar lo que para otros es rutina. DSC_0743
  • Otra versión del sexo.
Estamos muy acostumbrados a «historias únicas» en el sexo. El sexo como algo natural, que se aprende antes que a montar en bici y que el único problema consiste en conseguir el objeto de deseo.  Aquí se plantea la historia de alguien que no consigue encuadrar cuáles son sus deseos, cómo actuar con ellos. Habla abiertamente de su fobia social aplicada a las relaciones físicas, sus posibles inclinaciones incestuosas o el estigma de lo que en Japón se conoce como Shirouto (Personas que nunca han tenido una relación sexual con alguien «no profesional»)
  • El manejo de los tiempos.
La historia se presenta en seis capitulos, el titulo de todos se refiere a la cita con una prostituta. Como : » la reserva», «la cita», «el día después»… Sin embargo la historia abarca unos cuantos años, en los que explica sus dudas, sus peores momentos en la enfermedad, los intentos de remontada, los pequeños logros, los fracasos. Todo desglosado en el momento justo , cuando se supone que solo te cuenta «he quedado con una prostituta y voy a poner mi experiencia en un manga»
  • El humor y la frescura del  dibujo
Hasta aquí parecería que la historia sería hiperrealista y oscura, porque trata con sinceridad de un dolor costumbrista y adulto, pero no es así. El equilibrio perfecto se lo da el humor y la frescura de un dibujo casi naive. Poder hablar de problemas de salud coloreando todo en rosa y con dibujos que casi podrían considerarse Chibis, y que funcione, es una obra de arte. DSC_0765.JPG Solo puedo decir, que estoy esperando , locamente, que traduzcan la segunda parte, y mientras Washi continua leyéndolo de noche a escondidas. ACTUALIZACIÓN OCT 2018 : Ya esta a la venta la segunda parte 🙂
mapa lectura
mapa lectura 2018
Este blog no secuestra fotos en contra de su voluntad. Soy la autora de cualquier imagen que encuentres en él . En el caso de que la foto no sea mía, contará con el permiso del autor (o con una licencia creative commons) y estará enlazada con su origen y referenciado su autor. Mis gatas han sido adecuadamente retribuidas con latitas por sus posados para esta entrada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s